(+34) 620 393 907 / 661 722 466 info@aero2mildrones.es
Cada día hablamos a nuestros alumnos de la importancia vigente que tiene a día de hoy un curso de drones. Entre las distintas aplicaciones están el transporte de sangre o incluso de mercancías a nivel comercial. A día de hoy la Universidad de Vigo ha querido realizarFire-RS es un proyecto europeo que pretende luchar contra los incendios forestales. Se trata de la integración eficiente de satélites, sensores infrarrojos y drones. Gracias a ello es posible detectar y combatir el fuego de forma eficaz.Es una plataforma cuya información se ofrece casi a tiempo real. Esto es posible debido a varios elementos como son el geoposicionamiento GPS, el perímetro del fuego, imágenes infrarrojo, la predicción de la propagación o los distintos protocolos de actuación mediante los sensores de tierra, un psicosatélite, una estación de tierra local y remota y un centro mediante el cual se controla la misión.Fernando Aguado, el coordinador del proyecto, ha indicado que las pruebas que hasta ahora han sido realizadas han obtenido los mejores resultados. La eficacia de este sistema a la hora de detectar, prever y seguir la evolución del incendio va más allá. En algunos casos también podría disuadirlo ya que puede permitir el acceso a imágenes que a poca distancia de donde se originó. El coordinador señaló que los sensores situados en tierra poseen cámaras infrarrojas. Esto permite que se detecten fuegos de apenas cuatro metros cuadrados.

El Lume-1 es el encargado de distribuir la información

Estos sensores se recogerán las coordenadas del foco del fuego y distintos datos sobre la climatología de la zona, que serán enviados al Lume-1. El satélite de la Universidad de Luego, que se encuentra en órbita desde diciembre del año pasado, remitirá la información a la propia Universidad y al centro de control ubicado en Toulouse.

Con toda esta información será posible realizar una predicción gracias a un software que establece los distintos caminos que podría coger dicho fuego. En este punto es donde se podrá diseñar los distintos vuelos de drones, que sobrevolarán la zona para realizar un seguimiento del incendio en el mismo momento. Su colaboración hace posible la obtención de datos reales sobre la propagación de las propias llamas.

Fernando Aguado recalcó que el programa Fire-RS se encuentra totalmente disponible para clientes potenciales. Los principales serán administraciones públicas. También se está iniciando conversación para su aplicación con socios internacionales como la NASA para colaborar en dicha materia.

La aplicación de este programa es más que evidente. Marcos Araújo, gerente de la Agencia Gallega de Emergencias (Axega), aseguró que ya existe contacto directo con la Universidad de Vigo para que esta nueva tecnología pueda incorporarse en las labores de extinción y prevención del fuego. También ha añadido la gran importancia que tiene incorporar elementos novedosos para mejorar la eficacia y la seguridad en este tipo de actuaciones.

Este año, según Axega, pretender probar la parte del Fire-RS relacionada con el nanosatélite y los drones, estos últimos bajo el condicionamiento de los vientos de la zona y los que se generan a partir del propio incendio.

Desde Aero2mil Dron queremos destacar la gran importancia que las aeronaves no tripuladas están adquiriendo en distintos ámbitos. Ejemplo de ello es esta cooperación que hace posible mejorar la actuación ante un problema tan completo.

Realizar un curso de drones en Sevilla puede ser el primer paso para conocer mucho mejor como funcionan estas aeronaves no tripuladas que ayudarán a proteger los bosques.